El origen de la corbata

Esta humilde prenda símbolo de cultura y elegancia no siempre ha tenido connotaciones ornamentales. La historia de la corbata se remonta a la antigüedad. Se cree que su origen es militar y era usada como una prenda funcional. Ya en los trajes de la guardia real de la  antigua China se incluía  una banda de tela utilizada para cerrar la abertura del cuello. Esta banda para el cuello se asemejaba más a una bufanda que una corbata moderna. Solían usarla para proteger la ropa interior de la suciedad. Una sucia banda para el cuello era mucho más fácil de reemplazar que la camisa. En el siglo I a.C, el ejército romano adoptó también una forma de protección del cuello en forma de un cuadrado, una especie de bufandas que  empapaban en agua y enrollaban al cuello para refrescar el cuerpo. Por otra parte existían una prenda denominada “focale”, palabra que hace alusión a fauces o "garganta", que usaban especialmente los oradores romanos para protegerse del frío en los hombros y en la cabeza. La corbata moderna El origen de la corbata moderna se remonta a la época de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), cuando los mercenarios croatas de la frontera militar al servicio de Francia, vestidos con sus tradicionales  pañuelos anudados, despertó el interés de los parisinos. En su libro, La Grande Histoire de la Cravate (Flamarion, París, 1994), François Chaillé nos habla de la aparición de esta prenda de vestir y cómo se puso de moda. ... cuenta que hacia el año 1635, unos seis mil soldados y caballeros fueron a París para dar su apoyo al rey Louis XIII. Entre los soldados había muchos mercenarios croatas que, debido al exilio desde su patria se pusieron al servicio del rey. El uniforme de los soldados croatas despertó gran interés debido a unos pañuelos de colores que ataban a sus cuellos para proteger sus camisas y botones de los daños durante la batalla. Esta prenda llamó la atención del rey quien la adoptó como prenda para sus guardias. Posteriormente, durante el reinado de Luis XIV (conocido por su gusto por el buen vestir y los pañuelos), el pañuelo de Croacia se adoptó en la corte francesa como una moda.Tanto gustaron a Luis XIV que diseñó para el regimiento real un pañuelo con la insignia Real, y al que denominó Cravette, proveniente del vocablo Crabete, que significa Croata. Al regimiento se le conoció como el Royal Cravette. Este elegante "estilo croata" fue conquistando Francia, donde tanto hombres como mujeres usaban trozos de tela alrededor de sus cuellos, usando para ello la expresión "a la croate" , palabra francesa que derivó a La cravate (la corbata). Esta tendencia de moda se extendió a toda Europa y América, que usaron una fonética similar al de la palabra francesa (cravatta, grabata, karbata, churvate, corbata, etc.).